Cena anual del CIT y entrega de placa a Julián Salvador.

Cena anual del CIT y entrega de placa a Julián Salvador.

Cena anual del CIT y entrega de placa a Julián Salvador.

Medio centenar de socios se dieron cita el  pasado jueves 12 de abril que se celebró la cena y posterior asamblea anual del Centro de Iniciativas Turísticas Bal de Chistau. El Restaurante Casa Ruché de Plan fue el encargado de servir la cena que tuvo lugar en el Camping Los Vivés de Saravillo.

Tras la cena, una breve reunión y se hizo entrega de una placa a Julián Salvador, por su inestimable labor en el valle desde el Campamento Virgen Blanca.

Julián nos cuenta ” Yo estoy vinculado al Campamento Virgen Blanca, desde los años sesenta, el Campamento esta en el valle entre los años sesenta y cinco y sesenta seis, lo que significa que con algunos establecimientos estamos relacionados con ellos,  desde esos años; en concreto antes de instalarnos aquí, el pan ya lo traíamos de la Panadería Pueyo, casi igual ocurre con Comercio Fantova, Comercio Mur, etc… con la familia Mur la relación sobrepasa lo comercial, casi es familiar, yo siempre digo que son nuestros “ángeles protectores”….. con muchos hay relaciones de amistad, etc… en Casa Ruche, ya comíamos cuando tenían en el restaurante en la Calle Mayor”.

Dos pequeños detalles mas, el campamento siempre ha querido implicarse en las cosas del Valle, y el CIT es una buena oportunidad, desde la fundación del CIT, hemos sido socios, aunque últimamente hemos estado mas implicados en la gestión, (bueno yo tengo tiempo y dedico alguna parte de él al CIT con la dificultad que supone la distancia de  vivir en Zaragoza, la distancia pesa algo…”

Como el campamento esta instalado en terrenos de Gistaín, hay alguna implicación mas, con gente de Chisten creamos la Junta Cultural Las Fuens y también es un buen espacio de participación y  estamos haciendo cosas….en San Pedro hacemos una comida con el personal de Gistaín y ya llevamos tiempo…

En cualquier caso en el Campamento como todo el trabajo es voluntario eso tambien cuenta a la hora de participar, vamos que nos creemos lo del ” trabajo y aportación voluntaria.”

En cuanto al CIT, creo que en algunos momentos le deberíamos de dar un buen empujón, pero tal como andamos de medios, pues hay que seguir p’alante dentro de nuestra modestia y desde luego la idea sigue siendo valida y necesaria” 

Merecido premio a Julián, sin lugar a dudas.

Alguna foto de la cena a continuación.