Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

En la comarca de Sobrarbe encontramos uno de los más hermosos y salvajes espacios naturales de alta montaña: el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Creado en 1918 para el Valle de Ordesa, se amplía su territorio en 1982 a los tres valles que, además de Ordesa, forman el Macizo de Monte Perdido: Valle de Pineta, Gargantas de Escuaín y Valle o Cañón de Añisclo. Cada uno de los cuatro valles es diferente y tiene su propias peculiaridades.


Información sobre los accesos:


Valle de Añisclo: durante el mismo periodo la carretera que recorre la parte baja del Cañón entre Puyarruego y el aparcamiento de San Úrbez es transitable solo en dirección de subida. Para salir tenemos dos opciones: subir a Vió y Buerba y volver a Puyarruego por Gallisué; esta carretera es de doble dirección. También se puede salir por la carretera de Nerín a Fanlo para bajar a la N-260 por Sarvisé. El Parque Nacional dispone de los siguientes espacios abiertos al público: Centro de Visitantes del Valle de Ordesa. Centro de Visitantes de Tella. Puntos de información en Escalona, Escuaín, Bielsa y la Pradera de Ordesa. Consultar los periodos de apertura.

Valle de Ordesa: durante la Semana Santa y el verano, del 1 de julio al 12 de octubre, está cerrado el acceso con vehículos al aparcamiento de la Pradera. Durante este periodo hay que utilizar el servicio de autobuses que salen cada 15 minutos desde el aparcamiento situado a la entrada de Torla. El autobús hace una parada en el Centro de Visitantes del Valle de Ordesa.

Excursiones por el Paque Nacional


Tella-Sin

A las gargantas de Escuaín se puede acceder por Puértolas y por Tella. En el Hospital de Tella hay un desvío a la izquierda que sube a Tella (8 km.). Antes de llegar a Tella a la izquierda hay un desvío que va hasta Revilla. Desde aquí hay varias posibilidades de senderismo como cruzar las gargantas hasta Escuaín, ir al mirador de las gargantas o adentrarse en el Parque. La senda del mirador es la más sencilla y nace a la izquierda debajo de Revilla. Antes de llegar a Tella tenemos que visitar el dolmen junto a la carretera. En el pueblo visitar los museos del Parque y realizar la ruta de las ermitas en torno al cerro, es un paseo tranquilo de menos de 1 h. donde veremos las ermitas de San Juan y Pablo del s XI, la más antigua de la zona, y después las de Fajanillas y de la Peña. Desde todo el sendero hay una impresionante panorámica del Macizo de Monte Perdido, de las gargantas de Escuaín y del valle del Cinca.

Valle de Pineta

Los Llanos de Lalarri: se sube por una senda que arranca en la ermita de Pineta y que recorre un hermoso bosque de hayas. También se puede subir por un camino ancho que arranca en el límite del Parque, cruza el río Cinca y da la vuelta al fondo del valle para morir en los llanos. Por ambos lados es un recorrido fácil de 1 h a 1,30 h. de subida. Desde el pequeño puente en la subida estamos ante las cascadas que dan nacimiento al río Cinca.

Lago de Marboré: es una excursión difícil para personas acostumbradas a andar en la montaña. Se parte del camino ancho que nace en el límite del Parque y después de cruzar el pequeño puente del Cinca a mano izquierda nace una senda que asciende por la pared del Monte Perdido. Son unas 5 h. de subida. El lago se encuentra a 2.560 m. de altitud.

Cañón de Añisclo

Camino del molino de Aso a la ermita de San Úrbez: es un corto recorrido de media hora para los que quieren disfrutar el Cañón sin andar demasiado. El sendero nace al fondo del aparcamiento de San Úrbez, junto a una caseta de piedra. Cruza el río Aso junto al molino del mismo nombre y después baja hacia el río Bellos para suibr hasta la ermita.

De San Úrbez a la Font Blanca: en la ermita de San Urbez nace un sendero que recorre el fondo del cañón. Hasta la Ripareta son 2,30 h. de subida y de 3,30 a 4 h. hasta la Font Blanca. La senda recorre un hermoso bosque de hayas. Desde el camino continua al Collado desde donde se puede hacer travesía hacia Pineta o hacia Goriz.

Valle de Ordesa

Pradera de Ordesa a la Cola de Caballo por el camino de Soaso: el valle de Ordesa está recorrido por el río Arazas que nace en la cascada llamada de la Cola de Caballo, el Arazas muere en el río Ara que desciende del macizo del Vignamale. Desde la pradera hay una senda ancha y cómoda que sube por el bosque, donde veremos varias cascadas desde los miradores, la senda bordea las gradas de Soaso antes de entrar en el circo del mismo nombre y al final descubriremos la cola de Caballo.Son 3 h. ida y 2,3 h. bajada.

Pradera-Faja de Pelay-Cascada de la Cola de Caballo: otra posibilidad es subir por la Senda de los Cazadores, camino que arranca después de la pradera a la derecha. El primer tramo es una fuerte subida, para a continuación recorrer la Faja de Pelay hasta el fondo del circo de Soaso. Son 4 a 5 h. ida, después se puede bajar por la ruta anterior. Desde el fondo del circo se puede subir a Goriz para hacer la ascensión al Monte Perdido.